El origen del mundo, según la mitología egipcia

Nut, diosa egipcia del cielo

El origen del mundo, según la mitología egipcia

Como mi blog todavía es joven, voy a seguir con la idea de presentar historias de origen del mundo. Esta vez le toca a la mitología egipcia.

En el principio

Al principio, sólo existía un inmenso mar de aguas oscuras. Era un océano infinito, que los egipcios llamaban “El Océano Primordial” o Nun. Este océano contenía todos los elementos de un potencial cosmos. Entre estos elementos, estaba incluido el espíritu del mundo, que todavía no había adquirido conciencia.

Pero como nada es para siempre, este espíritu despertó, y tomó el nombre de Ra. Había nacido el dios del sol. Otra versión dice que surgió, de manera espontánea, la consciencia de Autum: la energía que despierta al mundo. Esta conciencia emitió un sonido, en forma de ave (¿?) y creó el tiempo. Esta ave voló en todas direcciones, ordenando el caos. Luego Autum evolucionó y se convirtió en Ra. En cualquier caso, Ra fue el primer ser que nació de aquel mar de caos primordial.

Un dios solitario

Pero Ra se sentía solo, así que decidió crear más cosas. Con su aliento creó a Shu, divinidad del viento, y con su saliva creó a Tefnut, que representa la humedad. Te preguntarás ¿Tenía que ser tan escatológico? Pues, no sé, pero era un dios y, supongo, podía hacer lo que quisiera.

A la diosa Tefnut se la suele representar con cabeza de leona, portando el disco solar, el ank y el cetro. También puede aparecer con cuernos horizontales y dos plumas.

A Shu también se lo representa con cabeza de león. Juntos forman la primera pareja divina.

Luego de aquel milagro de creación de cuestionable gusto, Ra le ordenó a sus “hijos” que viviesen al otro extremo del Nun.

Nace un país

Una vez que se deshizo de sus hijos, Ra se dio cuenta de que era un poco incómodo esto de vivir entre tanta humedad. Así que decidió crear un espacio seco. Hizo emerger la tierra directamente del Nun y la llamó Egipto. Y así como había surgido de las aguas, así también viviría de estas, por lo que decidió crear el Río Nilo.

Y como la tierra se le hacía muy vacía, creó también a las plantas, animales y seres humanos, todos a partir del Nun. Ra iba nombrando las cosas y estas, iban apareciendo en la realidad a medida que las nombraba. ¡Qué trucazo!¿No?

Mientras Ra miraba para otro lado

Mientras Ra estaba muy entretenido creando cosas, Shu y Tefnut mataban el tiempo, haciendo el delicioso. De este porno divino salieron dos hijos: Geb, el dios de la tierra y Nut, la diosa del cielo. Y como es habitual en la mitología, a estos dos no les importó que eran hermanos, y se casaron. Esto hizo que Shu se sintiera celoso. Así que los maldijo y los separó, sosteniendo el cielo sobre su cabeza y hombros, y sujetando a la tierra con sus pies. Desde entonces, el viento yace entre la tierra y el cielo. Pero incluso esto, no impidió que  Nut tuviera más hijas: Las estrellas.

¿Y dónde está Ra cuando se lo necesita?

Nada contentos con la maniobra de Shu, Gueb y Nut acudieron a Ra. Le pidieron permiso para estar juntos, aunque sólo fuera por cinco días en el año. Así, tuvieron cinco hijos: Neftis, Haroeris, Isis, Osiris y Seth.

Otra versión dice que Ra mandó a uno de sus ojos a buscar a Shu y Tefnut, para que le dijera lo que estaban haciendo. Pero cuando el ojo regresó, se encontró con que su querido amo, lo había reemplazado. El pobre ojo se puso a llorar y Ra, para consolarlo, lo colocó sobre su frente. El ojo entonces, se convirtió en el sol y de sus lágrimas, nacieron los primeros humanos que poblaron Egipto.

En otra versión, el creador de la humanidad fue un dios con forma de carnero, llamado Jnum. Los creó en un torno de alfarero y les dio un alma. Prestó especial atención a la creación de los faraones, a quienes les dio su energía vital (su ka).

Después de la creación

Una vez que terminó de crear todas las cosas, Ra se autoproclamó faraón y tomó forma de hombre. Pero algo salió mal, y comenzó a envejecer. Esto hizo que la gente a su alrededor fuera perdiéndole el respeto. Entonces pasó lo que tenía que pasar:

Conspiración

Un día, Isis siguió a Ra en secreto, y presenció como su saliva se caía de su boca y, al tocar la tierra, se convertía en barro. (¡Cómo la tenían con la saliva estos egipcios!). La cosa es que Isis tomó el barro y se puso a hacer manualidades: Amasando el barro, formó una serpiente y le insufló vida.

La serpiente picó a Ra, causándole una enfermedad mortal. Con la excusa de ayudarlo, Isis le pidió a Ra que pronunciara su nombre verdadero, ya que esto permitía acceder a un gran poder mágico. Ra se lo reveló, pero le hizo jurar a Isis que sólo Horus lo sabría, y nadie más.

Así, Ra se salvó de la muerte, pero no pudo gobernar Egipto nunca más. En su lugar, gobernaron Osiris e Isis, como ya mencioné en mi post: Osiris y su familia disfuncional. Y parece que en lo disfuncional, también tendremos que incluir a Isis: Después de lo que le hizo a Ra…

¿Y a dónde se fue Ra?

Desde entonces, todas las mañanas, Ra recorre el cielo en una barca, que flota sobre Nut. En esa misma barca, Ra transporta el sol.

Cada noche, Nut se traga el sol. Pero Ra continúa su viaje por el inframundo (el Duat). Allí debe cruzar doce puertas (una por cada hora de la noche). Estas puertas están custodiadas por la serpiente Apep (Apofis para los griegos). Esta serpiente trata de devorar al sol y Ra debe defenderlo.

Al terminar la noche, Ra finaliza su viaje por el Duat, y reaparece de nuevo con su barca en el cielo diurno, para comenzar su viaje otra vez. Así se repite el ciclo día tras día, noche tras noche.

¿Y qué pasó con el Nun?

Los egipcios creían que el Nun rodeaba el cielo y que, algún día, podría derramarse e inundar la tierra. ¿Sería esta la versión egipcia del fin del mundo? Bueno, los egipcios creían en un universo cíclico. Así que supongo que ellos creerían en un mundo posterior a la inundación, pero no lo sé con seguridad.

¿Tú qué opinas? Déjame tus impresiones en los comentarios.

Bibliografía


Si te gusta este blog, apóyalo, convirtiéndote en Mecenas en Patreon. Podrás descargar mis comics y acceder a beneficios extra.

También puedes conseguir mi comic “Mi Primer Empleo” en las siguientes plataformas:

Leave a Reply