La gatita tiene garras

tefnut

La gatita tiene garras

En esta ocasión relataré una de las historias más importantes de la mitología egipcia. Una historia que a mí, como amante de los gatos, me gusta mucho. Y estoy seguro que a muchos otros amantes de los gatos les gustará también.

En el principio

Al principio, el dios Ra gobernaba el mundo. Fue una época de paz y armonía. Pero Ra fue envejeciendo, y los humanos comenzaron a conspirar contra él. Era de esperarse: Ya lo había hecho Isis, como mencioné en mi post sobre el origen del mundo.

Pero esta vez, Ra se enteró de la conspiración y convocó a su ojo, Hator. También a Shu, Tefnut, Geb, Nut y a los padres y las madres que estuvieron con él en el abismo primordial. Ra les consultó de qué forma podía castigar a los humanos.

La reunión

Los demás dioses le aconsejaron a Ra que enviara a su ojo, en la forma de Tefnut-sejmet, una forma de mujer con cabeza de leona. Tefnut los castigaría ferozmente.

Tefnut comenzó a atacar a los humanos, que huyeron a Nubia. Pero la diosa los persiguió, y se ve que perdió el control. Porque su fuerza, pronto se convirtió en furia ciega. Si las cosas continuaban de esa manera, Tefnut acabaría con toda la humanidad.

Pero al ver el exceso que cometía la diosa, Ra se apiadó de la humanidad y decidió detenerla.

¿Y cómo calmamos a la gata?

Por lo pronto, Ra decidió enviar a Thot y Shu para que la trajesen de vuelta.

En una versión del mito, los dos dioses mensajeros se transformaron en monos. Luego se encontraron con la diosa y, con mucho respeto, le prometieron que viviría mucho mejor en Egipto. También le dijeron que todos los días podría tener abundante caza y vino.

En otra versión, los dos dioses colorearon cerveza con henna o con ocre rojo de elefantina, para que tuviera aspecto de sangre. La esparcieron por el suelo y, cuando la diosa llegó, la bebió, creyendo que era sangre real. De esta forma la diosa se embriagó y comenzó a calmarse.

En cualquier caso, después de eso, la diosa se bañó en la primera catarata del Nilo. Así terminó de apaciguar su ira. Entonces se convirtió en Hator, la diosa del amor. En otras versiones, se convierte en Bastet: Otra diosa con cabeza de gato, considerada protectora del hogar y el matrimonio. Así la humanidad se salvó.

Debo irme, mi planeta me necesita

Después de este último intento de conspiración, Ra decidió retirarse al cielo. Se colocó sobre el lomo de la vaca Nut, quien se elevó hasta el cielo. Pero cuando abrió los ojos, sintió vértigo. Entonces Ra le ordenó a Shu, el dios del aire, que la sostuviera en sus brazos. De esa forma, se separaron el cielo y la tierra. Se separaron los dioses y los hombres. Y así, el mundo tomó su forma definitiva. Ra atravesaría el cielo en su barca . Los otros dioses estarían suspendidos bajo el vientre de Nut, convertidos en estrellas.

Entonces, Ra cedió el poder sobre la tierra y todos sus habitantes, a su nieto, Geb.

Bibliografía


Si te gusta este blog, apóyalo, convirtiéndote en Mecenas en Patreon. Podrás descargar mis comics y acceder a beneficios extra.

También puedes conseguir mi comic “Mi Primer Empleo” en las siguientes plataformas:

Leave a Reply